Google hará cambios en la privacidad, un nuevo sistema antirastreo para su navegador

El fin de las omnipresentes cookies está a la vuelta de la esquina, y Google ha anunciado una innovadora función llamada Protección Antirastreo. Está programada para someterse a pruebas a partir del 4 de enero de 2024, será introducida inicialmente en el 1% de los usuarios de Chrome en todo el mundo. Su objetivo principal es reducir el seguimiento entre sitios, impidiendo automáticamente que las cookies de terceros accedan a los sitios web.

Los elegidos para formar parte de esta fase inicial serán trasladados al intrigante Privacy Sandbox. Un sistema de privacidad que permite a los usuarios gestionar sus intereses al agruparlos en cohortes basadas en patrones de navegación publicitarios, garantizando así la preservación de sus datos de identidad y privacidad.

La empresa expone que este paso marca un hito fundamental dentro de su iniciativa Privacy Sandbox, planteando la eliminación gradual de las cookies de terceros para todos los usuarios de Internet en la segunda mitad de 2024.

La elección de los usuarios que participarán en la aplicación de la Protección Antirastreo se realizará de manera aleatoria. Aquellos seleccionados serán notificados a través de una ventana emergente al abrir Chrome, ya sea en un ordenador de escritorio o en un dispositivo Android. En los primeros meses, Google permitirá temporalmente la activación de cookies de terceros para sitios específicos si se identifican problemas durante la navegación.

Adiós a las Cookies

diferencia de las cookies de terceros, Privacy Sandbox asigna temas y registra las páginas visitadas por los usuarios directamente en el navegador. Este enfoque redefine la publicidad dirigida, ya que los anunciantes deben interactuar con el navegador en lugar de depender de cookies para obtener información sobre los intereses del usuario.

Google presenta este avance como un salto significativo hacia una mayor privacidad del usuario, al tiempo que asegura la continuidad de ingresos para la publicidad en línea. Su objetivo manifiesto es forjar un Internet más respetuoso con la privacidad y accesible universalmente.

No obstante, esta nueva tecnología enfrenta dos desafíos: la falta de adopción por parte de otros navegadores y la mirada vigilante de algunos reguladores europeos, que están atentos para detectar posibles abusos de la posición dominante de Google en el mercado publicitario en línea.

Fuente: marketplaces.news